DESDE LA CRUZ
Anunciando el mensaje de Cristo

Noticias

Posponen hasta septiembre medidas para proteger a los cristianos

         

Autoridades chinas demuelen templos cristianos.

54a2fb46c7819

De Irak a Siria, pasando por Libia y Yemen, la situación de los cristianos es cada vez más preocupante ante la amenaza creciente del yihadismo islámico. Así lo corroboró el Consejo de Seguridad de la ONU en una reunión celebrada el 27 de marzo para tomar medidas concretas que pongan fin a la violencia y proteja a las minorías étnicas y religiosas en Oriente Medio.

“Los miembros de este Consejo – y todos los que tienen influencia – debe ayudar a la gente de esta región recuperar su diversidad histórica y dinamismo”, dijo el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon ante el Consejo. “Condeno en los términos más enérgicos toda persecución y las violaciones de los derechos a la vida e integridad física de las personas y las comunidades basadas en motivos religiosos, étnicos, nacionales, raciales o de otro tipo”, declaró.



REACCIONES DISTINTAS

En el debate posterior, cerca de 70 ponentes de todo el mundo condenaron la intolerancia, el extremismo violento y la persecución religiosa o étnica que había ganado terreno en el Oriente Medio, en particular contra los cristianos, yazidíes, kurdos, turcomanos y shabaks. Da’esh había desatado el terror, dijeron, con decapitaciones en masa, conversiones forzadas, secuestros y torturas. Ese terrorismo yihadista nunca debe confundirse con el mensaje del Islam, advirtieron varios participantes.



Laurent Fabius, Ministro de Relaciones Exteriores de Francia, cuya delegación organizaba el debate, propuso la creación de un fondo especial para el retorno de las poblaciones desplazadas. También sugirió que el Secretario General presente al Consejo un plan de acción para hacer frente a la situación de las minorías en el Medio Oriente.

  Image china-destruye-iglesia-sanjiang.jpg

Excavadoras arrasaron uno de los lugares de culto más grandes de la ciudad de Wenzhou, la iglesia Sanjiang sancionada por el Estado, en medio de acusaciones al Partido Comunista que se estaba preparando para lanzar un ataque contra del cristianismo en todo el país, según publica The Telegraph.

Por lo menos 10 iglesias en la provincia de Zhejiang han recibido la orden de retirar sus cruces llamativas o se enfrentan a la demolición parcial o total, afirman los activistas. Ya este mes dos iglesias, una católica, una protestante, han sido arrasadas.
 

Los funcionarios del Partido Comunista insisten en que las demoliciones son una cuestión de obras sin licencias y no persecución religiosa.

Sin embargo, sea cual sea la verdad, la destrucción altamente simbólica de la iglesia Sanjiang, una congregación aprobada por el Gobierno, ha producido crecientes tensiones entre una iglesia grande y creciente frente a un Partido Comunista que parece cada vez menos tolerante con aquellos grupos que ve como una amenaza a su poder.

El propósito de demolición la iglesia esta semana sigue siendo confuso, con opiniones divididos sobre si era el resultado de un resentimiento regional contra el cristianismo o una orden directa de Beijing. Sin embargo, algunos dentro de la comunidad cristiana temen que Beijing se está preparando para una campaña nacional en contra de la iglesia con el objetivo de detener el crecimiento del cristianismo, que es considerado problemático movimiento “extranjero”.

               

hola visitante, tienes la ip: 54.162.166.214. El código de tu país es: us. Tu bandera es esta us